Noticias de la Comunidad

Las balsas de la Comunidad vuelven a estar llenas tras las primeras lluvias de invierno, que esperemos no sean las últimas

Acumulan un volumen de 4,20 hectómetros cúbicos que ya se ha revelado enormemente útil en numerosos momentos, tanto en la campaña de riegos como en periodos fuera de ella
Las balsas de la Comunidad vuelven a estar llenas tras las primeras lluvias de invierno, que esperemos no sean las últimas
23 enero 2023

La mejor noticia que nos ha dejado las lluvias de diciembre, tan positiva al menos como el pequeño alivio en la situación hidrológica de la Regulación General, ha sido el llenado de nuestras balsas de regulación, que ya guardan, como oro en paño, 4,20 hm3 de agua que volverán a ser valiosísimos en el caso nada improbable de que suframos severas restricciones. 
 
Esperamos que las primeras lluvias de invierno no sean las últimas, pero, mientras tanto, al menos podemos consolarnos pensando que nuestras balsas se hayan recuperado después de que llegaran a final de noviembre en una situación muy crítica, apurando sus últimos recursos, tras haber permitido una vez finalizada la campaña de riegos, el suministro en días discontinuos, tres por semana y en jornadas de doce horas. 
 
Ya son numerosas ocasiones en las que nuestras balsas de regulación, construidas en las obras de modernización, han demostrado su utilidad, durante la campaña de riego, permitiendo por ejemplo compensar el suministro cuando los desembalses del Organismo de cuenca no se producen de manera continuada.
 
Los más de 4 hm3 de volumen de agua de nuestras balsas permiten, por tanto, en campaña, poder seguir dando servicio de riego de manera continua, mientras que fuera de campaña se han revelado también esenciales, permitiendo mantener el suministro en épocas de menor demanda, con jornadas de riego en días alternos para seguir atendiendo las necesidades de los cultivos permanentes de nuestra Zona Regable. 
 
Artículo leído 149 veces 149
34
  • La rotación de cultivos, cuyo fin es evitar el empobrecimiento de la tierra, es una de las mayores invenciones dentro de la agricultura
  • El perejil es uno de los cultivos más antiguos de la Humanidad y los griegos lo cultivaban como planta de la suerte, además de como condimento
  • Los cacahuetes no son frutos secos, sino una legumbre un tanto especial, porque crece bajo la tierra
  • Existen más de 10.000 variedades distintas de tomate
  • El olor que se produce al caer la lluvia en los suelos secos, conocido popularmente como "aroma a tierra mojada" u "olor a lluvia", se llama petricor

Embalses

El tiempo

  • Sevilla
  • |
  • La Rinconada
  • |
  • Brenes
  • |
  • Lora del Río